Agustin Ancelmo Burneo Burneo


A finales del siglo XIX aparece  en lo que es hoy el Cantón Catamayo el señor Agustín Ancelmo Burneo Burneo mediante la adquisición de la hacienda Trapichillo en el valle del Catamayo  cuya propiedad en términos generales tenía los siguientes  linderos: por un lado la quebrada Trapichillo, por otro Chichaca, por el río Guayabal, la Viña; entre otros puntos de referencia.

Al asentarse el nuevo propietario en el lugar antes descrito se dedica a la producción agrícola y agroindustrial con los pocos pobladores en esa época, asentados en lo que hoy es el pueblo de Trapichillo.

Dedica su atención a la producción de caña de azúcar, yuca, guineo, maíz, fréjol, a la producción de ganado vacuno entre otros productos.  Así mismo instala una molienda para la caña de azúcar en la que se producía panela, azúcar artesanal en forma de conos, y aguardiente , siendo la primera empresa agroindustrial en la provincia de Loja, la misma que se movía impulsada por fuerza hidráulica a través de una rueda de unos cinco metros de diámetro , la misma que estaba asentada en una estructura de piedra, ladrillo, cal y arena por donde pasaba un canal de agua que por la fuerza de gravedad hacia girar la rueda la misma que impulsaba un trapiche que servía para moler la caña y obtener el guarapo para producir la panela y otros sub productos .  Este canal traía las aguas de dos canales: el uno, de la quebrada de Trapichillo y  el otro  del río guayabal.  Esta estructura pasaba por un arco de ladrillo que todavía existe como vestigio que debería aprovecharse como patrimonio cultural de Catamayo.

El señor Burneo, realiza sus actividades con del aporte de los pobladores de Trapichillo a quienes les proporcionó terrenos para que hagan sus huertos  y tengan el sustento familiar.

En el naciente pueblo de Trapichillo colaboró con la donación de terrenos para la construcción de obras sociales: construcción de la iglesia, el parque, cementerio, escuela y para mercado; además donó cuatro cuadras de terreno agrícola para el sustento del párroco; y realizó una lotización para que se construyan las viviendas de los primeros habitantes del lugar.

Los trabajos agrícolas y agroindustriales los realizaba personalmente con los trabajadores, considerándose él como un obrero más, cuyo don de gentes lo hizo una persona muy querida por todos quienes participaban con él.

Con el andar del tiempo apareció el Señor Moisés Alberto Hidalgo Jarrin un hombre visionario quien le pidió el apoyo al Señor Burneo y al ver las intenciones de progreso del señor Hidalgo le dio en venta con todas las facilidades una parte de la hacienda la que la llamó Monterrey , dedicándose primero a la producción de ganado bovino de  calidad e implantó ahí los primeros ejemplares de la raza brahaman que llegaron por primera vez al país cuyos ejemplares en algunas ocasiones merecieron premios en las ferias  agropecuarias de Guayaquil y Loja; también producía ganadería de leche cuya producción la comercializaba al centro minero de Portovelo en el auge minero que tuvo este lugar en el siglo pasado. Posteriormente se construye ahí la primera industria lojana para la producción de azúcar en el actual ingenio azucarero Monterrey.

Estos son en rasgos generales los datos biográficos de este ciudadano que puso las primeras bases de desarrollo agro-industrial en Catamayo y  provincia de Loja  que merece ser reconocida ´por el Ilustre Municipio de Catamayo perennizando su memoria con un BUSTO en el parque de la  floreciente población de Trapichillo.

Previous Artes Plásticas de Catamayo se exhibirán en el vecino país del Sur
Next Mis años dorados eligen a la Mujer del Año

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*