Cabellos de agua cristalina con diferente altura son parte de los atractivos naturales que contribuye al turismo de aventura en la parroquia el Tambo, Cantón Catamayo.

A más de ser la despensa agrícola del sur del Ecuador, la parroquia el Tambo es la tierra de las cascadas y chorreras, ideal para ir de camping con toda la familia. En la actualidad estos atractivos de formación natural son aprovechados para complementarlos con emprendimientos gastronómicos, principalmente el sábado y domingo la preparación de caldo y seco de gallina, cuyes asados, fritada entre otras.

La Cascada de Sobrinopamba, es una hilera originaria de las aguas que forman la quebrada Casharuro, al ingresar al lugar, ubicado a pocos metros de la vía principal de tercer orden, se puede admirar la cascada central que tiene aproximadamente unos 15 metros de altura, por ser parte del terreno, propiedad de la señora Dalia Bazaran, ha realizado algunas mejoras para que los visitantes puedan disfrutar de otro descenso, que el líquido vital ha ido moldeando sobre la roca, un sendero, a unos metros hacia arriba, un cajón profundo de piedra, es el ingreso a otro relajante baño con aguas que caen de 8 metros de altura aproximadamente. También hay una chorrera para niños, es el tercer descenso de agua, pasmado, a metros hacia abajo tomando como referencia la primera cascada.

Hay una cancha voleibol, y el fin de semana comida típica (caldo y seco de gallina criolla y fritada), emprendimiento iniciado por la propietaria del terreno que esta junto a las cascadas.

Desde el parque central de la ciudad de Catamayo, por la vía intervalles, hay 45 minutos en vehículo, la señalética de dirige descenso, los principales medios de transporte, es la Cooperativa de Buses transporte interprovincial El Tambo (precio estimado del pasaje hasta el ingreso a Sobrinopamba es 1.25USD) y dentro de la parroquia la compañía de camionetas la Era Express.

Alberto Cruz, ingeniero agrónomo de profesión y nativo del barrio Sobrinopamba, dice que este sitio es un lugar fantástico con muchas leyendas e incluso hace muchos años atrás existía especies salvajes como el león que se alimentaba de reses lugareñas.  recomienda a quienes visiten el lugar no dañar la naturaleza, ni contaminar con desechos sólidos.

El Dato

Guianza turística: 093 954 3227, 0968748935