4.589 Créditos de Desarrollo Humano entregó el MIES Zona 7 durante 2022

0
13

En el año 2022, un total de 4.589 Créditos de Desarrollo Humano (CDH), entregó el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en la Zona 7, integrada por las provincias de Loja, El Oro y Zamora Chinchipe. La inversión supera los $3’400.000.

Juan Carlos Moreno, coordinador del MIES en la Zona 7, dijo que el CDH tiene como propósito proporcionar un capital semilla para que los usuarios de bonos y pensiones del MIES inicien o fortalezcan sus emprendimientos. Con ello, precisó, se garantiza la movilidad económica de las familias que acceden a los servicios de esta cartera de Estado.

La autoridad explicó que, previo a obtener el Crédito de Desarrollo Humano, que puede ser Individual, de $600; o, Asociativo, de $1.200, las y los usuarios forman parte de un proceso de capacitación, a través de las escuelas de Inclusión Económica. Así durante el año anterior, 5.244 personas participaron en estas jornadas, en las que conocieron respecto a educación financiera, elaboración de balanceado, ideas de negocios y otras temáticas que tienen como propósito contribuir al desarrollo exitoso del emprendimiento. Para el efecto, adujo Moreno, se tiene el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, así como de BanEcuador.

Segundo Chalco, de El Pangui, en la provincia de Zamora Chinchipe, accedió al CDH hace dos años. Aseguró que, debido a su discapacidad, no podía vincularse laboralmente en ningún sitio, de allí que decidió iniciar su propio negocio. De esta manera, con el dinero del Crédito ejecutó su emprendimiento de elaboración de productos de jardinería, decoración, diversión y muebles para el hogar, utilizando llantas usadas. “Hubo muchas personas que no confiaron en mí, pero hoy gracias al apoyo del MIES y de su equipo técnico, concreté mi sueño de tener mi casa propia, ahora aspiro que mi trabajo siga ganando reconocimiento y se comercialice en puntos de venta de las principales ciudades del país”.

María Ordóñez tiene también ya un negocio sustentable destinado a la preparación y venta de alimentos. Instaló su propia picantería, ubicada en la vía a Malacatos y, con el dinero que obtiene, a más de solventar los gastos de su hogar, atiende las necesidades de su hijo con discapacidad. Indicó que el apoyo del MIES ha sido fundamental para salir adelante.