Con eucaristía, torta y regalos Catamayo, despidió al Obispo Alfredo José

0
387


Luego de 5 años de permanecer en la ciudad de Loja, Alfredo José Espinoza en calidad de obispo, fue designado Arzobispo de la Arquidiócesis de Quito, mediante comunicado de prensa desde la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, el pasado 5 de abril.

En la parroquia eclesiástica María Auxiliadora, liderado por el párroco Hernán Ojeda junto a otros sacerdotes acompañaron al monseñor Alfredo José, a la celebración de la eucaristía denomina de “Despedida”, en la iglesia matriz, luego de las 19h00, el pasado martes 16 de abril.     

Mons. Alfredo José, dijo que ha recibido muchas llaves de diferentes ciudades, pero la que le entregaron los catamayenses hace cinco años es la uncia que se llevará consigo, el resto de obsequios se los encargará a la sagrada imagen de la virgen de El Cisne, a quien encomendó hace dos años su próximo destino porque aún no quería irse de la ciudad de Loja “que se haga su voluntad no la mía”.

Sus expresiones, traía aplausos y sonrisas, monseñor de origen guayaquileño con su forma particular personalidad ingresó fácilmente en el corazón de los catamayenses, finalizado la eucaristía, hubo un pequeño programa que tenía la figura de homenaje, semblanzas, obsequitos, entre ella se descartan frutas, una postar de la ciudad de Catamayo donde resalta su iglesia; la lírica autóctona de los adultos mayores de caritas, las palabras emotivas y hasta con lágrimas de los jóvenes. La alcaldesa del cantón, Janet Guerrero Luzuriaga, también fue parte de este cumulo de reconocimiento, quien agradeció a Mons. Alfredo José, por ser su guía espiritual y por haber tenido siempre a Catamayo en sus oraciones, la primera autoridad municipal de la ciudad del eterno sol, entregó una canasta llena de amasijos, mientas que el grupo la dupla conformados por los artistas Anthony Rivas y Santiago Aguilar, coreaban el tema las mañanitas el párroco de ingresó un pasque sobre el cual flameaba dos velas en cuyo cuerpo esta el 6 y el 1, a su alrededor el destellos de pirotecnia fría, este acto de cariño para el monseñor lo realizaron como las vísperas a su cumpleaños que es el 22 de abril.