Editorial: ¡Día del Trabajo o Día Internacional del Trabajador!

0
47

El Pensamiento del Día

Si bien es cierto y el día 1 de mayo se celebra el Día del Trabajo o Día Internacional del Trabajador, también es cierto que hay cosas que debemos conocer y considerar al respecto.

¿Cuál es el referente?

Históricamente nace de una gran huelga obrera en Chicago en 1886, donde se reivindicaba la ley que decretaba la jornada laboral de ocho horas.

En la realidad, la fecha tiene un matiz político. Hay argumentos históricos que sostienen que el 3 de mayo de 1886, un grupo de personas, referidos como los anarquistas, llamados revolucionarios socialistas, realizaron una manifestación en la noche de ese día en la plaza de Haymarket (Haymarket Square). Al terminar, hubo un enfrentamiento con la policía, y alguien arrojó una bomba que mató a varios oficiales, lo que terminó en un tiroteo, los revoltosos se dispersaron, fueron perseguidos y apresados, posteriormente juzgados y condenados y varios de ellos ejecutados por sus crímenes.

En consecuencia, el movimiento obrero reivindicó a los ejecutados como «mártires de Chicago», que son homenajeados en los países que celebran el Día del Trabajo el 1 de mayo.

Una fecha clave es quizás 1882, cuando el sindicato central de trabajadores de Nueva York declaró una especie de feriado laboral. Realizaron una gran marcha pacífica en la ciudad, con unos 10 a 20 mil trabajadores con pancartas.

Este movimiento, perteneciente a los denominados Caballeros del Trabajo, era la federación laboral más progresista. La “Reunión de los Caballeros del Trabajo” tuvo lugar el martes 5 de septiembre de 1882, y esta marcha de celebración se repitió en los 2 años posteriores, con la diferencia de que se hizo en un día lunes para esas ocasiones, por lo que luego la fecha célebre sería oficializada para el primer lunes de septiembre. Asimismo, años más tarde, los Caballeros del Trabajo se distanciaron de los sectores involucrados a la violencia de Haymarket, pese a que también, fueron objeto de medidas represivas.

Y es por esto que en el año 1887 el presidente estadounidense Grover Cleveland estableció el Día del Trabajo para el primer lunes de cada septiembre como feriado oficial en EE.UU., incluso para evitar que el 1 de mayo sirviera como glorificación de los «mártires de Chicago».

En Canadá también se celebra el Día del Trabajo el primer lunes de septiembre.

En Nueva Zelanda, se lo celebra para conmemorar la lucha por una jornada laboral de ocho horas, derecho que fue reclamado y obtenido por el carpintero Samuel Parnell en el año 1840. El Día del Trabajo fue establecido en 1880, comenzó a celebrarse el 28 de octubre de 1890, en 1899 el parlamento legisló para establecerlo como el primer día festivo no asociado con la religión, desde 1900 se definió su celebración para el segundo miércoles de octubre, y desde 1910 hasta la actualidad se celebra el último lunes de octubre.

En otros países, como por ejemplo Alemania, Francia, Finlandia, y varios más en Europa, la celebración del Día del Trabajo o Día del Trabajador tiene diversas costumbres, que son asociadas con eventos tales como el de dar la bienvenida al mes cálido de mayo y disfrutar el día al aire libre con familia y amigos (Alemania); o para regalar los muguetes o lirios de valles (la flor característica de Francia), y con éstos desear suerte a los seres queridos; o en Finlandia que coincide asimismo con la celebración de la primavera, para celebrar el “Vappu” (Día del rabajo, 1 de mayo), que durante el 30 de abril y el 1 de mayo, cuando los estudiantes y todo aquel que se haya graduado, se coloca su gorro conmemorativo de graduación y sale a la calle a celebrar.

En Japón, el Día del Trabajo también conmemora la mano de obra y la nación le da las gracias a sus trabajadores. Sin embargo, la celebración se sustenta en que originalmente era un festival de cosecha, en el que los agricultores celebraban el “Niinamasei”, para agradecer la abundancia de arroz y productos. Se llevaba a efecto en octubre aprovechando el otoño. Eventualmente y por razones políticas (que tuvieron que ver con la llegada de la administración militar de EE.UU. como consecuencia de la segunda guerra mundial), se trasladó al 23 de noviembre.

Sin embargo, ¿qué pasa con las mujeres, las amas de casa, incluso los hombres que ahora también se hacen cargo del hogar? Estas personas no conocen horarios ni jornadas de horas laborales.

De la misma manera, hay profesiones y tipos de trabajo que demandan de horarios abiertos e indeterminados, como en los campos de la salud y otros, incluso muchos trabajos que no son remunerados económicamente, como es el trabajo de ser padres a tiempo completo y con el mejor “sueldo del mundo que es el amor de los hijos”.

El trabajo definitivamente dignifica al ser humano, pero no puede ser calificado como un estereotipo de que el trabajo es únicamente aquel por el cual se recibe un pago de carácter económico.

Ser pobre o abandonado también es un trabajo; el trabajo de sobrevivir y superar la tristeza de la necesidad y la soledad.

El trabajo más importante es vivir acorde a los principios y valores que nos hagan más humanos y justos, al punto que se justifique plenamente nuestra existencia.

Cada día de nuestras vidas es el Día del Trabajo o Día del Trabajador.

¡Feliz Día del Trabajo y del Trabajador para TODO EL MUNDO!

Redacción: Juan Francisco Hidalgo