Ejército Ecuatoriano conmemoró los 211 años del Primer Grito de la Independencia

0
228

El lunes 10 de Agosto, en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, y observando todos los protocolos de bioseguridad, se desarrolló a las 11:00 el acto de conmemoración del Ducentésimo Undécimo Primer Aniversario del Primer Grito de Independencia, acto que contó con la presencia de la señora vicepresidenta de la República, abogada María Alejandra Muñoz Seminario, como también de altas dignidades de los poderes del Estado, Gabinete y el Alto Mando Militar.

El 10 de agosto de 1809 marcó el inicio del proceso independentista en lo que hoy conocemos como Ecuador, además, fue el nacimiento de la Falange Quiteña –preámbulo al Ejército nacional–, la cual estuvo liderada por el coronel Juan Salinas, considerado el primer comandante general del Ejército Ecuatoriano. Para la institución militar esta fecha implica también honrar a los próceres, quienes un año más tarde, el 2 de agosto de 1810, ofrendaron su vida por la libertad.

El Ejército Ecuatoriano, para rememorar este acontecimiento, por igual realiza tradicionalmente la ceremonia de ascensos de coroneles a generales de brigada; en esta ocasión de los señores oficiales de la Promoción 85 de Arma y 82 de Servicios:

  • Edwin Fernando Adatty Albuja;
  • Pablo Rolando Velasco Arias ;
  • Juan Carlos López Andrade;
  • Franklin Fabián Pico Medina; y
  • Gabriel Eduardo Flores Tapia.

De igual manera, en el Campo de Marte de la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, se procedió a la graduación y juramento colectivo de los nuevos oficiales en los grados de teniente y subteniente, cadetes de la Promoción 120 General Francisco Javier Salazar, que lleva el nombre del insigne escritor, militar y político quiteño nacido el 11 de enero de 1824:

  • 98 subtenientes de arma y servicios, de los cuales 18 son mujeres; y
  • 29 tenientes especialistas, de los cuales 7 son mujeres.

Esto demuestra el importante grado de inclusión de la mujer en las filas de la institución.

Los oficiales que obtuvieron la primera antigüedad de arma, servicios y especialistas, mejor deportista y espíritu, militar recibieron la condecoración Estrella Abdón Calderón de Tercera Clase. Primeras antigüedades de los oficiales graduados:

PRIMERA ANTIGÜEDAD DE ARMA:
Subteniente Brian Ezequiel Sánchez Sánchez

PRIMERA ANTIGÜEDAD DE SERVICIOS:
Subteniente Kevin Moisés Gualoto Loachamín

PRIMERA ANTIGÜEDAD DE ESPECIALISTAS:
Teniente Pablo David Correa Oviedo

Durante su intervención, el general de brigada Luis Altamirano Junqueira, comandante general del Ejército, resaltó la labor de las Fuerzas Armadas y sus soldados durante la emergencia sanitaria, manifestando: “Gracias por su empeño, por su sacrificio y por su entrega profesional. Las Fuerzas Armadas y el Ejército –como parte de estas–, somos brazo fuerte y mano amiga de la sociedad; instituciones que en el contexto que hoy vivimos, junto al sector salud, Policía Nacional, los organismos de seguridad ciudadana, el sector público en general y la sociedad civil, hemos sabido alcanzar la sinergia indispensable en la gestión de la crisis que afrontamos”; “El soldado es parte de la historia de este Ecuador, es parte del aliento y la historia de nuestro Ecuador, lo que nos obliga a comprender –como el que más– la situación que vivimos como país; hoy es tiempo para: la reflexión, para el diálogo y los acuerdos; no hay valentía en el exigir; debemos ser consientes de los esfuerzos que se realizan frente a las problemáticas coyunturales y estructurales que atravesamos”.

Además, el general Altamirano exhortó a los cadetes graduados a reflexionar lo que es ser un líder, como alguien que “debe amar lo que hace, solo allí generará pasión e inspirará a muchos a seguir sus pasos”; animándoles igualmente a mantener la fe, “fe en ustedes mismos, fe en sus mandos, en las autoridades, fe en el país, en su historia y su porvenir”.

Asimismo, la abogada María Alejandra Muñoz Seminario, vicepresidenta de la República, resaltó la labor de los militares, de esta manera: “La capacidad de reacción frente a la emergencia sanitaria de este Ejército Ecuatoriano, disciplinado, noble y agradecido por la promesa cumplida que les hiciera el presidente Lenín Moreno Garcés, en un día como hoy en el año 2017, de respetarlos, dirigirlos como comandante en jefe y confiar en ustedes, ¡confiar en ustedes! Reciban la gratitud de los ecuatorianos, a cada uno y a sus familias, por estar allí cuando más se les necesitaba, cuando realmente no hubo dolor ni cansancio que los venciera, cuando inmediatamente ante el llamado del Ecuador procedieron a acudir y no solamente que acudieron, sino que adicionalmente hicieron todo esto por los ecuatorianos; transportaron alimentación para miles de ecuatorianos, instalaron carpas climatizadas; transportaron medicinas y equipos; transportaron todos los insumos de protección de salud para los ciudadanos, haciendo cumplir las normas de seguridad sanitaria y haciendo cumplir las normas de frontera; ejemplo de servicio público humanizado; atendiendo en medio de la tragedia las misiones más complejas, como trasladar a nuestros fallecidos; han atendido integralmente la misión de defender la soberanía y la seguridad de los ecuatorianos, en torno a la salud, al medioambiente, a la economía, a través de la lucha colaborativa contra el contrabando y contra los atentados a la seguridad interna cuando así se lo ha requerido”.