Mural: El Amor a la vida, el Impersonal

El versículo del libro de Isaías 26:20 dice "Ve pueblo mío, entra en tu casa y cierra las puertas detrás de ti. Escóndete un poco, hasta que pase la ira del Señor", para muchos la profecía refleja lo que sucede en la actualidad, alrededor de todo el mundo.

0
317

Espartaco Abrigo, es un reconocido artista plástico de Catamayo, quien grafica un mural al cual lo ha denominado “el Amor a la vida, el Impersonal”, esta obra que nace de la motivación producto de un diálogo entre el artista y el alcalde de Catamayo, Arando Figueroa. “Quiero agradecer al señor alcalde mediante un diálogo quedamos en hacer esto, muchos piensan, que es esto es económico, mientras que de Dios nos estamos olvidando, esto es un llamado a ver que hay algo más superior de todos, alguien más grande que puede cambiar la historia, que estamos pasando”, puntualiza el artista.

Espartaco, dicen que el mural tiene un mensaje profundo que nace de la inspiración espiritual, que es un llamado a la conciencia humana, al ver como estaba la gente tan rebelde, tan insultadora a los políticos como que ellos fueran los dueños de la humanidad, no, nos damos cuenta que aquí existe el poder, la energía divina. “he analizados todos los insultos que circula en redes sociales, el uno regala una cosa y el otro regala otra cosas y siempre queremos hacerles entender al pueblo nuestro aporte, yo lo veo como algo político, pero nadie se ha acordado de Dios, nadie se ha acordado del versículo Isaías 26,20, es lo que estamos haciendo hoy en día con esta de la cuarentena, de escondernos, de guardarnos hasta que pase toda la ira de Dios, yo hago una reflexiona a ese versículo”, en la obra, “el cual le pongo al mural el nombre de “el amor a la vida, el impersonal” es decir que Dios es una persona que no se compara con nadie, Dios no se compara con nada del universo”, el artista invita a través de la energía a las cosas divinas para darles sabiduría a los profesionales de la salud, a los políticos, “rogar y pedir con energía a que cambie la situación es un llamado a que nos quedemos en casa”.

Una obra de arte plasmada en un paredón de ladrillo visto en Catamayo (calle Olmedo y 12 de octubre).