Tips para cuidar tus gafas y alargar su vida útil

0
45

Las gafas son un accesorio que está mucho más relacionado con la moda, que con el cuidado de la salud visual, aunque en la práctica, las gafas son elementos fundamentales para cuidar los ojos del ingreso de partículas y de la radiación UV. En ese sentido, es de vital importancia darle un cuidado especial, debido a que estos elementos además de aportar personalidad al rostro, ayudan a que el sistema visual se encuentre en óptimas condiciones.

Alejandro Lalama, optómetra de Sunglass Hot, comenta que existen muchas dudas acerca de cómo cuidar adecuadamente este accesorio para prolongar su vida útil. “Las gafas duran, en promedio 7 años, no porque no resistan más tiempo, sino porque son accesorios que la gente cambia de acuerdo con las tendencias de moda, o porque se dañan o pierden. No obstante, si brindamos un cuidado adecuado a nuestras gafas, podemos seguir usándolas muchísimo más tiempo”, comenta el especialista de Sunglass Hot, y brinda a continuación algunas recomendaciones para cuidar y alargar la vida útil de las gafas.

  1. Sobre algunos tips para su limpieza y cuidado
  • La principal recomendación del especialista de Sunglass Hot es no limpiar las gafas en seco. Muchas veces, las partículas se acumulan en la superficie de las gafas y limpiarlas sin ayuda de un líquido puede ocasionar que las lunas se rayen.
  • Es súper común que las personas limpien sus gafas justo antes de ponérselas y, para eso, utilicen una camiseta o un paño cualquiera. Esta limpieza en seco y el tipo de tela daña la luna. En esos casos, la recomendación “es tener a la mano paños húmedos especializados para la limpieza de gafas de sol o lentes, que se pueden utilizar en cualquier momento sin el riesgo de rayarlas. En Sunglass Hot tenemos varias opciones, justamente con el objetivo de que nuestros clientes eviten rayar las lunas de sus accesorios”, menciona el experto.
  • Hay que recordar que las gafas requieren de una limpieza permanente y no sólo al momento en que las vamos a usar. Para ello, Lalama recomienda meter las gafas bajo un chorro de agua, colocar un jabón neutro y con la ayuda de los dedos frotar la luna para quitar cualquier tipo de impureza. Terminado este proceso, se debe volver a meter las gafas en el chorro de agua para quitar el jabón y, finalmente, se debe secar con un paño de microfibra.
  • “En sitios con demasiada concentración de calor, es importante conservar las gafas siempre dentro de su estuche. El hecho de dejarlas dentro del auto sin ningún tipo de protección, por ejemplo, puede ocasionar deformaciones en el metal como producto del calor ocasionado por una exposición prolongada al sol. Lo ideal es guardarlas en el estuche que viene con las gafas, así evitamos este tipo de inconvenientes”, puntualiza el experto de Sunglass Hot.
  • Las gafas son un elemento bastante útil para conducir, debido a que evitan deslumbramientos y protegen los ojos del viento; incluso, existen gafas graduadas o con medida, ideales para aquellos conductores que tienen algún problema refractivo como miopía o astigmatismo. Por ello, el cuidado que se tenga con estos accesorios dentro del auto es fundamental. Dejar las gafas sueltas en el tablero del vehículo, por ejemplo, puede ocasionar que por efecto del calor se deforme el marco o que se caigan con el movimiento del auto; de igual manera, dejarlas sueltas en los asientos las expone a que alguien no se percate de su presencia y se siente sobre ellas. “Lo recomendable es usar el estuche o, a su vez, colocar unos dispositivos que se adaptan al auto y que sirven para ubicar las gafas. Así disminuimos cualquier riesgo de que se dañen”, agrega Lalama.
  • Finalmente, se debe evitar el uso de alcohol para limpiar las gafas. Esta sustancia daña los filtros de protección UV con el que cuentan estos accesorios, por lo que no se recomienda su aplicación

2. Sobre los daños más comunes y cómo resolverlos

  • Uno de los daños más comunes es que las lunas se desprendan de los marcos o que las varillas de la montura se descuadren. Esto pasa cuando las gafas son expuestas a altas temperaturas, cuando por accidente alguien se sienta en ellas o cuando la persona acostumbra a colocarlas sobre su cabeza, a modo de diadema, práctica que se debe evitar. “Si esto sucede, la recomendación es acudir inmediatamente a su óptica de confianza para que puedan arreglar las gafas. En el caso de Sunglass Hot, tenemos personal especializado en realizar este tipo de arreglos que, en la mayoría de los casos, se realizan sin costo adicional”, asegura Lalama. Si el daño es más grave, y no se puede solucionar en el punto de venta, se lo envía al laboratorio con el objetivo de que puedan modelar nuevamente el marco y ajustar la luna.
  • El uso constante de las gafas también puede llegar a aflojar los tornillos de las bisagras de las gafas, es un desgaste normal. En estos casos, no se debe dejar pasar mucho tiempo y se debe acudir a la ayuda de la óptica de confianza para que puedan arreglárselas sin causar ningún daño. “En Sunglass Hot contamos con las herramientas y repuestos adecuados para ajustar las gafas a su posición original y evitar molestias en los clientes”, dice el experto.
  • Si hay daños o desperfectos de fábrica, en el caso de Sunglass Hot, los productos cuentan con garantía de 1 a 2 años, dependiendo de la marca. Aún así, en el mercado existen productos orientados a cubrir cualquier daño, pérdida o robo de las gafas. “Si alguien es muy despistado y siempre pierde o daña las gafas, en Sunglass Hot le ofrecemos un seguro con el objetivo de que si algo llegara a suceder, no pierda completamente su inversión, pues en ese caso el seguro cubriría el arreglo o reemplazo de la gafa”, finaliza Lalama.