Violencia en tiempos de pandemia

0
75

China, despedía el año 2019 con la presencia de un virus que causaba muerte y que muchas personas desconocían. El COVID – 19 llegó a Ecuador, a nuestra Provincia, y también a mi cantón Paltas, con ello la crisis mundial de salud obligó a los gobiernos a tomar estrictas medidas de seguridad, lo que alteró la vida de las personas de forma general.

Para las mujeres, probablemente este encierro significa volver a tener compañía, ya que por años se ha considerado a la casa como el lugar donde “debe” permanecer una mujer todo el tiempo, quizá nosotras estemos mejor entrenadas para sobrellevar la pandemia sin tanta protesta.

En épocas de crisis, las mujeres pueden presentar un riesgo más elevado de padecer violencia intrafamiliar como resultado de las tensiones crecientes en el hogar, además en su mayoría; realizan quehaceres y se encargan de la crianza de los hijos. El Coronavirus cierra escuelas, los niños se ven obligados a dejar sus estudios y probablemente por sus condiciones; no podrán retomarlos, provocando así el trabajo infantil. No olvidemos que fuera del perímetro de nuestro hogar existen realidades diferentes y la pandemia nos afecta; sin embargo, para las personas que poseen recursos limitados pueden existir graves consecuencias.

Nuestras actividades como jóvenes cambiaron, ya no es tan divertido estar en redes sociales, se acabaron las salidas con amigos y hoy, estamos aislados; a fuerza hemos comprendido la importancia de un médico, de una persona que realiza la limpieza, hemos entendido el valor del tiempo y que la única manera de salir de esta, es hacer resurgir en nosotros el sentimiento de ayuda al prójimo; sentir que de tus acciones dependen los que te rodean, y que tú dependes de ellos.

Tratemos de emplear este tiempo para replantearnos y aprender a convivir en armonía, con respeto y solidaridad. Que conservar la familia, sea nuestra principal motivación, que valoremos la salud, como el tesoro invaluable que es, y cuidemos el planeta porque es el único que tenemos.